Coordinador Ángel Pérez Menchero. email: seo-sierradeguadarrama@seo.org Secretario Benjamín Berdiales Fraga.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Observación de rapaces nocturnas en El Escorial y Colmenarejo

Con fecha 25 de febrero de 2017, nos juntamos unos cuantos aguerridos miembros de Seo Sierra de Guadarrama (JAL y Ana, Nacho e hijos, Ramón, Fede y un servidor) con catorce participantes, para realizar la salida a rapaces nocturnas que habíamos planeado con el Ayuntamiento de El Escorial. Aunque fallaron bastantes personas, el tiempo acompañaba, por lo que tras esperar un tiempo prudencial nos pusimos en camino.

A eso de las 16:30 ya estábamos en las Dehesas de la Herrería, y sin prisa pero sin pausa comenzamos a caminar por su vertiente oeste la maravillosa dehesa de Fresnos y Melojos que allí se encuentra. Cada poco rato, íbamos parando y escrutábamos los añosos árboles con telescopios y prismáticos, a la búsqueda del gnomo del bosque.


Al principio, y como consecuencia de que esa zona es la más transitada, no vimos nuestro objetivo, aunque otros pajarillos con la primavera en ciernes, amenizaron el camino. Así, Carboneros comunes, Herrerillos comunes, Trepadores azules, Agateadores comunes, Pinzones, etc. Animaban con sus cantos y vuelos a la animosa comitiva.

Tras media hora de caminata, y al encontrarnos en la parte más sureste de la dehesa, junto a otra finca con ganado en extensivo, saltó la liebre. De un árbol, surgió repentino un Mochuelo, volando raudo a la horquilla de un Melojo. Inmediatamente, y de muy cerca, salió otro, seguramente su pareja, que voló más lejano.

Durante un largo rato pudimos disfrutar del precioso ejemplar a placer, explicando sus características, observando sus tremendos ojos, e incluso pudiendo ver la falsa cara que muestra su cabeza en la zona de la nuca.

Con el deber cumplido, a eso de las 17:20, comenzamos el regreso a los coches entre Zorzales comunes, Palomas torcaces y otras aves, ya que nos tocaba la segunda parte de esta aventura.

Aparcamos en Galapagar, y emprendimos un precioso paseo por el Parque Regional de Curso Medio del Río Guadarrama, a la búsqueda de un buen emplazamiento pare ver al Gran Duque. Estupendo monte mediterráneo de Encinas, Enebros y Pinos piñoneros, junto con unos berruecos excepcionales; hábitat idóneo para el Búho real.



Nos colocamos en una ladera, y empezamos a esperar. Mirlos, Rabilargos lejanos y alguna Curruca, se dejaban oír, mientras la tarde iba cayendo hacia el oeste bañando los enormes berrocales con una suave luz anaranjada. Cuando ya perdíamos la esperanza, a eso de las 19:20, voló en la lejanía, posándose en un bolo a gran distancia. Aun así, había aun luz para verlo al telescopio, y todos pudimos disfrutar del precioso animal en dos emplazamientos distintos.


Entrada ya la noche, volvimos a los coches con la sensación del deber cumplido, y la sonrisa en la cara de una estupenda jornada.

Repetiremos.

Crónica de Gonzalo Núñez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada