Coordinador Ángel Pérez Menchero. email: seo-sierradeguadarrama@seo.org Secretario Benjamín Berdiales Fraga.

domingo, 4 de abril de 2010

TABLAS DE DAIMIEL Y LAGUNAS MANCHEGAS


El 2 de abril de 2010 José Ramón Martín, Luis Cabrejas, Gonzalo Núñez-Lagos y Carlos Sánchez fuimos a la Mancha húmeda desde Madrid y la Sierra de Guadarrama en plena noche a observar aves. Partimos en dos coches, yendo Luis y Gonzalo en uno y José Ramón y Carlos en el otro. La idea principal era la de llegar a las Tablas de Daimiel (Ciudad Real) al amanecer con el objetivo de observar el carricerín real, un ave de distribución extremadamente localizada. Ya casi llegando a Las Tablas le comento a José Ramón la observación por mi parte de dos perdices rojas por unos viñedos y él me informa de haber visto un mochuelo posado en una vieja construcción. Llegamos a Las Tablas y nos llama la atención la cantidad de autocaravanas estacionadas en los aledaños del Parque Nacional; prevemos que más avanzada la mañana se concentrará allí un gran número de personas. Aparcamos y preparamos ropa de abrigo y material óptico para disfrutar de la riqueza natural del parque, la mañana empieza algo fría pero el cielo está despejado de nubes.

Ya casi llegando a Las Tablas le comento a José Ramón la observación por mi parte de dos perdices rojas por unos viñedos y él me informa de haber visto un mochuelo posado en una vieja construcción. Llegamos a Las Tablas y nos llama la atención la cantidad de autocaravanas estacionadas en los aledaños del Parque Nacional; prevemos que más avanzada la mañana se concentrará allí un gran número de personas. Aparcamos y preparamos ropa de abrigo y material óptico para disfrutar de la riqueza natural del parque, la mañana empieza algo fría pero el cielo está despejado de nubes.

Ánsar común (Anser anser)

Al poco de comenzar a caminar escucho un ruiseñor común, poco después se escuchan y ven trigueros por doquier, vemos diversas parejas de tarabillas comunes y pardillos comunes sobre arbustos, alguna urraca y se escucha el arrullo de la paloma torcaz. Seguimos avanzando y nos adentramos en la zona de pasarelas de madera que recorren la zona inundada de agua y vegetación palustre. Dado que el pasado invierno ha sido especialmente generoso en precipitaciones las Tablas presentan un aspecto excepcional de nivel de agua. Aparecen unos pocos ánsares comunes graznando, azulones, patos colorados, porrones comunes, alguna garza imperial, estorninos negros, dos aviones comunes y zampullines chicos. Se escuchan pollas de agua. De repente localizo a Luis y a Gonzalo y nos reunimos los cuatro. Oímos y vemos carriceros comunes entre el carrizal, a las buscarlas unicolores y al ruiseñor bastardo de momento sólo los oímos, al igual que al carricerín real, de vez en cuando nos sobrevuela algún pito real. Gonzalo, que junto a Luis habían llegado una media hora antes, nos comenta que ya han observado, entre otros, curruca carrasqueña (primicia para Luis), mosquitero común, cerceta carretona y oído al bigotudo. Convenimos seguir caminando y siguen surgiendo nuevas especies: malvasía común, focha común, somormujo lavanco,tarros blancos, aguilucho lagunero, cigüeñuelas, cigüeña común, oímos constantemente rascón y puntualmente rana común; y ya en zona de tarajes, mosquiteros papialbo y musical, jilgueros, gorriones molineros, carboneros comunes, mirlo común, dos torcecuellos, uno de ellos cantando; Gonzalo entretanto por cuenta propia consigue ver ánade rabudo, garza real y cormorán grande. Yo oigo verderón común cantando y el pu, pu, pu de la abubilla. José Ramón va sacando fotos con una cámara y un objetivo de muy buena calidad.

Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus)

Tarro blanco (Tadorna tadorna)

Sigue pasando la mañana, el sol está ya alto y caldea el lugar, cada vez se nota más la afluencia de visitantes. Más adelante, en una zona abierta de arbolado nos surgen golondrinas comunes, alcaudón común, buitrón, zorzal común, abubillas, urracas, tarabillas comunes. En un murete de piedras asoma la cabeza una comadreja que hace las delicias de los paseantes. Gonzalo, que en ese instante se fue a mear, ve por su cuenta una curruca cabecinegra y más brevemente a la comadreja. También se consiguió ver conejo y liebre. Y un macho de lavandera boyera de la subespecie iberiae cantando en un taray.

Tarabilla común (Saxicola torquata)

Alcaudón común (Lanius senator)

Nos introducimos de nuevo en las pasarelas que pasan sobre el agua y el carrizal y un guía del parque nos informa amablemente de varios puntos en los que observar con algo de suerte y facilidad al carricerín real y el bigotudo. Le agradecemos el gesto y nos disponemos a intentar localizar al sílvido. En el camino, nos surge una buscarla unicolor a apenas unos metros de distancia. José Ramón la fotografía. Al poco de llegar al lugar indicado por el guía, y tras esperar un rato, escuchamos el canto del carricero común y el carricerín común, y poco después incluso conseguimos verlos. José Ramón saca buenas fotos.

Buscarla unicolor (Locustella luscinioides)

Carricerin común (Acrocephalus schoenobaenus )

Es mediodía y ante la abrumadora muchedumbre decidimos que es hora de partir. José Ramón se vuelve para Madrid y yo me agrego a Luis y Gonzalo para aprovechar la jornada en otros santuarios ornitológicos manchegos. Nos despedimos de José Ramón y nos dirigimos a Alcázar de San Juan, en la misma provincia. Según salimos del parque nacional, observamos en dirección contraria una multitudinaria caravana de coches y una romería de gente a pie en dirección a Las Tablas. Mi reflexión es que la organización está desbordada y justamente ahora, que es pleno período de reproducción para todas las especies, debería estar convenientemente planificado el acceso, pues las molestias a las aves no deben ser pocas. Por mi parte, un suspenso para los gestores de este parque nacional muy en entredicho últimamente.

Gracias a una bendita equivocación de orientación en el acceso a la Laguna de la Veguilla observamos desde el coche de Gonzalo un alcaraván entre unas zepas podadas. Luis es la primera vez que lo ve, cosa que hace con mis prismáticos. También surgen urracas y estorninos negros por los caminos. Ya en una loma desde la que se divisa toda la laguna, comprobamos que ésta también está rebosante de agua, vegetación y fauna. Lo primero que llama la atención es la cantidad de bultos blancos diseminados a lo largo y ancho: son los flamencos. Una garza imperial se posa en el suelo cerca de la orilla. Vemos aguiluchos laguneros, patos colorados, azulones, cucharas, porrones comunes, un porrón moñudo, malvasías, ánades frisos, tarros blancos, fochas comunes, pollas de agua, zampullines chicos y cuellinegros, somormujos lavancos, cigüeñuelas, gaviotas reidoras, alguna cigüeña común y palomas torcaces. Un bando de unas treinta canasteras se alejan en vuelo.

Alcaravan común (Burhinus oedicnemus)

Pato colorado (Netta rufina)

Abandonamos La Veguilla y nos dirigimos a la Laguna del Camino de Villafranca. Aquí observamos alguna cogujada común por el camino y alguna cigüeña blanca sobre su nido en lo alto de unos postes metálicos. Ya en la laguna vemos gran algarabía de gaviotas reidoras, algunas sombrías, zampullines cuellinegros cortejándose, zampullines chicos, somormujos lavancos, gran cantidad de patos cuchara y porrones comunes, algún que otro azulón. Según vamos saliendo de la laguna unas abubillas nos regalan sus cortejos y persecuciones. De repente nos surgen de nuevo las canasteras gritando. Las observamos ahora muy de cerca; para Luis y Gonzalo son novedad. Pero sigue la fiesta y nos surge un cuarteto de pagazas piconegras. Conforme dejamos atrás la laguna y antes de incorporamos de nuevo a la carretera asfaltada observamos una garcilla bueyera.

Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)

Zampullin cuellinegro (Podiceps nigricollis)

Hora de comer, nos metemos en un restaurante de Alcázar de San Juan. A la entrada observo una tórtola turca en vuelo y unos gorriones comunes trinando. Tras la comida nos dirigimos al pueblo de Villacañas (Toledo). Por el camino de acceso una cogujada común, algunas palomas bravías cimarronas, un par de cernícalos vulgares y una liebre. Llegamos a la Laguna de Peñahueca, altamente salina. Nada más llegar dos avocetas en vuelo. Nos metemos en un observatorio de madera. Vemos un pequeño grupo de gaviotas reidoras sobre sus nidos. Sobre las laderas con lomas suavemente moldeadas y con tonos pastel un grupo de aproximadamente una docena de barbones (machos de avutarda). Dos zarapitos reales, un trinador y dos chorlitejos patinegros ponen el broche de cierre de la excursión. En total nos salen 73 especies de aves, 3 de mamíferos y 1 anfibio; buen balance. Regresamos a Madrid algo avanzada la tarde y muy satisfechos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario