Coordinador Ángel Pérez Menchero. email: seo-sierradeguadarrama@seo.org Secretario Benjamín Berdiales Fraga.

jueves, 16 de junio de 2022

CRÓNICA SALIDA AVES DE MEDIA MONTAÑA 4 DE JUNIO DE 2022

El pasado 4 de junio, un bien avenido grupo de catorce valientes realizamos, dentro de las actividades del grupo SEO SIERRA DE GUADARRAMA, una salida abierta para ver aves de media montaña alrededor del pueblo de Robledondo, dentro del término municipal de Santa María de la Alameda. 

Se quedó a las 8:45h en el bar Avenida de la localidad, y desde allí atravesando el casco urbano en un día de tiempo perfecto, y por el camino que va remontando junto al cementerio, comenzamos a ascender entre los florecidos espinos majuelos, rosales silvestres y algunos piornos serranos.
Ya desde el inicio en el caso urbano, pequeñas aves como estorninos negros, urracas, gorriones comunes, o milanos negros, amenizaban el ascenso. 

Nada más salir a campo abierto, algunas aves más campestres se empezaron a mostrar, así como a deleitarnos con sus cantos. Primero chochines, currucas capirotadas, ruiseñores y mirlos, luego el canto de los cucos y su deambular, con observaciones muy cercanas; para a continuación, observar tarabillas comunes, collalbas rubias, alcaudones comunes, y trigueros, que hacían que el tendido ascenso apenas se notara.

En el aire, buitres leonados, calzadas de ambos morfos, y un nutrido grupo de chovas piquirrojas también hicieron las delicias de los presentes. Al arribar finalmente a los grandes piornales con roquedos, que se encontraban en plena floración, perdices, totovías, buitres leonados, una maravillosa culebrera, currucas tomilleras, alondras comunes, y un cernícalo vulgar, ejercían de freno al grupo. Continuas paradas nos deleitaban con observaciones cercanas de la avifauna de media montaña.
Por fin, llegamos a la zona más elevada, cerca del nacimiento del arroyo de Majadahonda, parando a descansar en uno los bonitos pilones, que han sido recientemente restaurados para permitir tanto el abrevado del ganado como la entrada y salida de herpetos al aguazal. Justo en la zona, un ejemplar de lagartija lusitana y la increíble cifra total del día de 9 lagartos ocelados, con dos de buen tamaño, nos dieron las alegrías herpetológicas de la jornada. 

Poco después, el canto de la codorniz, animaba a los más pajareros, ya que se trata de una especie cada día más escasa en la zona.
La bajada, más abrupta, se inició junto al pinar de silvestre, con agateadores europeos, carboneros comunes y capuchinos, mosquiteros papialbos y demás aves forestales. 

Después, tranquilamente, fuimos bajando con nuevas observaciones como buitre negro, corneja, golondrina común, cogujada montesina, o milano real. A eso de las 13:20, volvíamos a Robledondo tras una estupenda jornada. Con esa buena cosecha, y una maravillosa compañía, nos despedimos tomando una cervecita, y pensando ya en la próxima salida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario