Coordinador Ángel Pérez Menchero. email: seo-sierradeguadarrama@seo.org Secretario Benjamín Berdiales Fraga.

viernes, 21 de junio de 2019

CRÓNICA SALIDA AVES MEDIA MONTAÑA

Con fecha 1 de junio, y dentro de las actividades del grupo SEO SIERRA DE GUADARRAMA, realizamos una salida abierta para ver aves de media montaña alrededor del pueblo de Robledondo, dentro del término municipal de Santa Maria de la Alameda.

Se quedó a las 9h, en el bar Avenida de la localidad, y desde allí un grupo de dieciocho personas, atravesando el casco urbano, y por el camino que va remontando junto al cementerio, comenzamos a ascender entre Majuelos, Rosales silvestres y algunos incipientes Piornos floridos.




Ya desde el inicio pequeñas aves como Vencejos comunes, Golondrinas comunes, Colirrojos tizones, Gorriones comunes, o Estorninos negros, amenizaban nuestro caminar.

Nada más salir del entramado urbano, algunos emberíziros se empezaron tanto a mostrar como a deleitarnos con sus cantos. Así, primero algunos Escribanos soteños, luego varios Trigueros, a continuación un precioso y cantarín macho de Escribano montesino, y sin tiempo de espera y justo en el comienzo del Piornal, una pareja de Escribanos hortelanos con ceba en el pico, junto a su cercano nido.


Escribano soteño (Emberiza cirlus). Anabela Gomes.
Escribano montesino (Emberiza cia). Anabela Gomes.
 Junto a ellos, Alcaudones comunes y reales, tarabillas comunes, Currucas mirlonas, carrasqueñas y capirotadas, y otras preciosas avecillas, ejercían de freno al grupo en la tendida subida. Continuas paradas nos deleitaban con observaciones cercanas de la avifauna de montaña.


Escribano hortelano (Emberiza hortulana). Anabela Gomes.
Poco después empezaron las Collalbas, tanto grises más abundantes, como una pareja de Collalbas rubias, menos comunes por la zona. Llegando a la primera zona tendida, y teniendo delante tanto el valle del Hornillo como el boscoso Pinarejo, apareció otra de las estrellas del día. Buenas observaciones de Currucas tomilleras, junto con las más comunes Currucas zarceras animaban el paseo.



Ya avanzada la mañana, las primeras rapaces empezaban a observarse. Aguilillas calzadas, Buitres leonados, Águila culebrera y Cernícalo vulgar remontaban los cielos, obligando al grupo a mantener la atención en todo momento.


Collalba rubia (Oenanthe hispanica). Anabela Gomes.
Por fin, llegamos a la zona más elevada, cerca del nacimiento del arroyo de Majadahonda, parando a descansar en uno los bonitos pilones, que han sido recientemente restaurados para permitir tanto el abrevado del ganado como la entrada y salida de herpetos al aguazal. Justo allí, un pequeño Sapito corredor, nos dio una pequeña alegría.



Tras beber y descansar, comenzamos el descenso, no sin  antes comprobar ante nuestros ojos, como un espléndido Buitre negro aterrizaba, bebía y se bañaba en el cercano arroyo.

La bajada, más abrupta, nos entregó tanto un bello lagarto Ocelado, como otras nuevas aves: Acentor común, Pardillo, Chova piquirroja, Corneja, etc… 

A eso de las 13:30, volvíamos a Robledondo tras una estupenda jornada. Con esa buena cosecha, y una maravillosa compañía, nos despedimos tomando una cervecita, y pensando ya en la próxima salida.

2 comentarios:

  1. Fue un verdadero placer compartir una jornada tan bonita, llena de aves, en un entorno tranquilo y agradable en tan buena compañía. Niños y mayores compartiendo todos juntos el amor y disfrute por el campo y sus habitantes. ¡Muchas gracias a los organizadores!

    ResponderEliminar