Coordinador Ángel Pérez Menchero. email: seo-sierradeguadarrama@seo.org Secretario Benjamín Berdiales Fraga.

domingo, 8 de noviembre de 2015

VIAJE A LOS ALPES

Durante las 3 primeras semanas de junio del 2015 hice un viaje hasta los Alpes italianos. Concretamente a la zona de los Dolomitas, visitando otras zonas por el camino. El viaje lo hice en coche desde Madrid, en total me hice unos 5.000 km.


Los Dolomitas es una zona de los Alpes que destaca por sus grandes moles maciza. La ventaja que tiene, respecto a otras zonas donde hay extensos macizos montañosos, es que entre estas grandes montañas hay un buen número de puertos de montaña que posibilitan un acceso fácil a zonas realmente impresionantes. También hay teleféricos que te pueden llevar a lugares más impresionantes todavía. Y si eres montañero, entonces llegarás donde sólo unos pocos lo hacen.



De las aves, para un ornitólogo ibérico, lo más interesante se encontraba en el límite superior de los bosques de coníferas, formados por abetos (Abies alba), alerces (Larix decidua) y Pinus cembra. En esta franja pude observar estas especies, que me solían alegrar la vista y el oído:

  • Cascanueces. Abundante y muy ruidoso en la zona media y alta de los bosques.
  • Pardillo sizerín. En el límite del arbolado se podían ver grupos de este pequeño fringílido.
  • Gallo lira. Un macho hizo un rápido vuelo ladera abajo mostrándome su distintiva silueta y contraste de color entre el negro dominante y la franja blanca de las alas.
  • Curruca zarcerilla. Difícil de ver pero fácil de localizar en cuanto te familiarizabas con su canto.
  • Dentro de los bosques vi carbonero sibilino y pito cano.
  • También pude ver al carricero políglota (Acrocephalus palustris) en una zona pantanosa al norte del lago de Como.
  • Gorrión italiano sustituyendo al común en los núcleos urbanos.
  • Corneja cenicienta. 
Cascanueces

También pude ver estas especies que se pueden encontrar por aquí, pero que son interesantes:

  • Urogallo. Puede ver fugazmente una hembra que salió volando ante mis narices, antes de que picase hacia el interior del bosque.
  • Mirlo capiblanco. Aunque no abundante, se podían ver a placer los machos buscando comida para sus pollos.
  • Zorzal real. Especie que por nuestras tierras es bastante esquivo e invernal, pero que en las zonas de cría puede ser tan confiado como el mirlo común. Los parques y alrededores de los pueblos era donde se encontraban con mayor frecuencia.
  • Quebrantahuesos. Un adulto en la parte alta del paso del Stelvio.
  • Carbonero palustre, treparriscos, agateador norteño, lúgano.


Lagarto verde, Parnassius mnemosyne y marmota


Como no todo iban a ser montañas, a la ida también hice una parada en unos arrozales cerca de Bianzé(Italia) y a la vuelta eché un rápido vistazo en la Camarga (Francia) y en los Aiguamolls de l'Empordá. Es estos lugares pude ver multitud de aves acuáticas como fumarel común y cariblanco, charrán común, todas las especies de garzas europeas, canasteras, morito, tarro blanco, pato colorado, etc.





Y como resumen de este viaje, yo diría que toda persona a la que le guste la montaña tiene que ir alguna vez a ver los Dolomitas. Y si la montaña no te interesa.....también tienes que ir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario